Foto: Archivo
Va con onda 10-10-2017
  • Vicepresidente de la APF: Barras bravas pelean por negocios ilícitos y no por un club

El vicepresidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Carlos Sosa Jovellanos, niega la acusación del fiscal Emilio Fuster, quien asegura que los dirigentes deportivos financian a hinchas violentos. "Las barras bravas no son alimentadas oficialmente por los clubes", expresó. Para Sosa el problema no es el fanatismo por una camiseta, sino que los miembros de estas organizaciones son delincuentes que se escudan en el fútbol y pelean por "territorio y negocios ilícitos".

Para el dirigente las barras bravas "utilizan la camiseta y el fútbol para mimetizarse". "La visión del fiscal Fuster “es muy simplista” porque culpa a los dirigentes, cuando los "clubes son víctimas" de la violencia en los estadios, manifestó Sosa.

El dirigente adelantó que mantendrán una reunión con representantes de Olimpia y Sol de América, para reprogramar el encuentro, que tuvo que ser suspendido a los 7 minutos tras los disturbios ocasionados por hinchas del franjeado en el estadio Río Parapití, de Pedro Juan Caballero.