Gracias a la divulgación de la fotografía del menor, Ninfa Benítez pudo reconocer al niño y enterarse del tema.
En voz alta 25-10-2017
  • Tía de niño abandonado en el Brasil suplica que faciliten el retorno de su hija

Ninfa Benítez, tía del niño paraguayo de un año hallado hace dos semanas por la Policía del Brasil en la ciudad de Cascavel del Paraná, suplicó a las autoridades nacionales que faciliten el retorno tanto de su sobrino como el de su hija de 10 años. Según el relato de la mujer, una tía materna que vive en el Brasil convenció a su hermana para que los menores viajen con ellas a ese país. Benítez está confundida, pues hace cuatro días habló con la tía y le había asegurado que “todo iba bien”.

Ninfa Benítez es hermana de la madre cuyo hijo fue encontrado en estado de abandono en las calles de la localidad brasilera de Cascavel. Fue hallado el 10 de octubre, según datos de la Policía de ese país.

Los federales iniciaron una investigación, compartieron la foto del niño para hallar a sus familiares. Pudieron llegar hasta la tía de la madre, María Queiroz, quien fue detenida por tráfico internacional de niños. Está radicada en esa ciudad hace 20 años.

“Ayer una muchacha que acogió a mi hermana en Ñemby fue quien me avisó del hecho y confirmé por la foro que era mi sobrino”, dijo Ninfa.

Relató que su hermana fue al Brasil a pedido de la tía (Queiroz) . Dijo que estaba de vacaciones y convenció a su hermana para que la acompañe. Esta aceptó y fue con su único hijo de poco más de un año.

Ninfa también fue convencida para que su hija de 10 años viajara al Brasil y aceptó. Ella es de la zona de San Pedro.

Una vez enterada del caso, Ninfa confirmó a Radio Monumental que la tía está detenida, no así su hermana, quien está en casa de primera. “Ella no debe salir de allí”, declaró.

“No sé muy bien lo que pasa… cuando converse con mi tía me dijo que estaba todo tranquilo”. La última comunicación con la tía fue el pasado 21 de octubre.  “Me dijo que estaban bien, todo tranquilo”. Hacía dos semanas que el chico fue hallado por la Policía.

Otros dos menores fueron hallados en casa de la tía: la hija de Ninfa y otro menor que hasta momento se desconoce su identidad.

“No entiendo la actitud de mi hermana, porque me dijeron que los menores estaban con ellas”, expresó.

Entre lágrimas, pidió encarecidamente a las autoridades competentes que allanen el retorno de los chicos. Solamente la prensa muestra interés sobre la historia.

Ninfa reconoce que permitió que su hija salga del país sin ningún tipo de documentación. Sin embargo, asegura que su hermana no es capaz de dar en adopción ilegal a los menores.