Imagen ilustrativa - Fuente: Infobae
NOTAS 18-09-2017
  • Se confirma el mito: Los padres sí tienen un hijo favorito

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Marriage and Family (EEUU) reveló que el 75% de las madres reconoció ser "más cercana" a un hijo que al otro.

Otro estudio similar pero del 2005 asegura que el 70% de los padres y el 74% de las madres demostraba un trato preferencial por uno de sus niños.

La psicóloga Ellen Weber Libby, autora del libro "El Hijo Favorito", indicó al Wall Street Journal que "los padres deben saber que el favoritismo es algo normal" y que  mientras algunos padres prefieren al hijo que se parece más a ellos, otros pueden ir cambiando de favorito a medida que ellos van atravesando los distintos períodos de crecimiento y madurez.

Esta preferencia provoca efectos negativos en el hijo que se siente menos querido y es más propenso a sentirse deprimido y sufrir baja autoestima. Los efectos negativos suelen ser más nocivos en familias más desapegadas donde no existe una conexión fuerte entre los distintos miembros.

En esos casos es donde los hijos tienen hasta dos veces más riesgo de caer presos del abuso de alcohol, drogas o cigarrillos.

Pero los "favoritos" tampoco la tienen fácil, porque en la adultez sienten una mayor presión por parte de sus padres, que el resto de los hermanos.

Para evitar este comportamiento, la psicóloga recomienda evitar hacer comparaciones entre hermanos, encontrar momentos para que todos los hijos se sientan favoritos, pedir la opinión de un esposo o amigos para comprender cómo ven otros la crianza de los hijos propios y finalmente escuchar las posibles quejas de los hijos en lo que hace a conductas que podrían indicar un claro favoritismo.