La Fiscalía allanó la sede del club Rubio Ñu de Luque
La Lupa 12-02-2018
  • Jugadores de Rubio Ñu de Luque vivían en condiciones precarias

La fiscal Teresa Martínez, quien intervino el club Rubio Ñu de Luque el pasado viernes ante las denuncias de acoso y agresión contra el presidente del club, confirmó que en el lugar habitaban cuatro jóvenes en situación de precariedad. Los futbolistas, mayores de edad y provenientes del interior del país, convivían con el denunciado Antonio González. Ante los indicios, las sospechas de la Fiscalía indican coacción y explotación laboral.

Teresa Martínez verificó la relación laboral de jugadores del Rubio Ñu de Luque y fue hasta las oficinas del club para tal efecto. Recogió todas las documentaciones para ver las fichas de los aletas.

“Vemos que no es un lugar adecuado para que vivan esos jóvenes”, refirió la agente del Ministerio Público. En el sitio fueron hallados materiales pornográficos.

“Había cuatro jóvenes, todos mayores, pero uno de ellos llegó cuando era menor… vivían en condiciones precarias, dependencias con techo de zinc, uno de los chicos cocinaba para los demás…  yo no enviaría ahí a mi hijo”, afirmó.

El presidente de la institución deportiva, Antonio González, fue denunciado públicamente por  el jugador Bernardo Gabriel Caballero por acoso y coacción.

“Tenemos una clara situación de coacción de González hacia otros jugadores que estaban viviendo ahí, específicamente para que tengan relaciones sexuales a los efectos de que puedan realizar sus actividades deportivas. Es una forma de explotación laboral”, sostuvo la fiscal.

“Lo que denuncia el jugador es muy grave, se trataría de un modus operandi que se configura como trata de personas”, agregó.

Mencionó que el hecho de que ellos vivan en esa pensión y que tengan una relación de dependencia económica es un indicador de explotación.

“Uno delos indicadores más firmes es que la víctima viva con el explotador (captación, traslado y acogida)”, explicó. Aparte de las prácticas deportivas, realizaban actividades domésticas

Aclaró que el consentimiento no tiene validez. “Nadie puede consentir la explotación, esto es es un principio elemental dentro del Derecho”, expresó.

Martínez revisará toda la documentación e investigará si los futbolistas menores del club cuentan con autorizaciones de sus padres. “Eso no les exime ante la responsabilidad de guarda”, refirió sobre González. Todos serán llamados para declarar.

Antonio González había acusado al futbolista de haber embarazado a una menor. “Son hechos distintos, si aparece la victima tiene que verificarse”, respondió la fiscal.