Félix Urbieta
La Lupa 12-10-2017
  • Félix Urbieta lleva un año en cautiverio: “La familia no conoce la palabra alegría”

Félix Urbieta fue secuestrado el 12 de octubre del 2016 por una banda liderada por Alejandro Ramos Morel, que exigió USD 500.000 por la liberación del ganadero, que sufre de presión alta y diabetes. La familia no pudo reunir el monto exigido y, un año después, sigue esperando que los captores se comuniquen nuevamente o envíen una prueba de vida para reanudar un acuerdo. “La palabra alegría no conocemos hace 365 días”, dijo Liliana Urbieta, hija del secuestrado.

“Seguimos, no estamos bien, solamente las personas que están pasando por esta situación saben el calvario que estamos viviendo en vida”, dijo la hija del cautivo.

Declaró que en su momento, si la familia llegaba a alcanzar lo exigido por los captores había oportunidad de que liberen a su padre. “Lastimosamente el monto no estaba dentro de nuestras posibilidades”, afirmó.

El último contacto fue a finales de enero, después no hubo ningún tipo de acercamiento.