Hacker profesionales estaban a la cabeza de la red de estafa
Va con onda 10-11-2017
  • Detienen a estafadores que ofrecían servicios de “brujería”

Cuatro personas fueron detenidas ayer, bajo sospecha de ser propietarias de un dominio web destinado a ofrecer “rituales espirituales” que estafó a personas de todo el mundo. La fiscala encargada de la causa, Irma Llano, explicó que una vez realizado el desembolso, los estafadores pedían a sus clientes filmaciones de contenido sexual por las que luego les exigían altas sumas de dinero para no difundirlas. Habrían utilizado documentos falsos e imágenes de menores.

“Podemos hablar con propiedad que se trata de una estafa porque no son brujos ni hacen macumba, hablaban de la existencia de una iglesia afro en Encarnación que no existía. Son unos profesionales estafadores”, refirió la fiscala llano.

De los cuatro aprehendidos, dos son de nacionalidad argentina. Habrían obtenido el dominio de la página desde Paraguay, en la cual ofrecían a las víctimas servicios de “brujería” o “espirituales”. Los mismos, aparte de utilizar aparentemente documentos falsos, habrían involucrado imágenes de menores en el concurso de los mencionados hechos punibles.

Alrededor de 200 serían las víctimas en todo el mundo y de acuerdo al informe preliminar, USD 100.000 inicialmente es el perjuicio económico, según indica el Ministerio Público.

Este grupo delictivo ofrecía rituales a las potables víctimas, que debían pagar primeramente por el trabajo y luego filmar ciertas escenas con tinte sexual e íntimo. Las víctimas eran obligadas a abonar altas sumas de dinero, a cambio de la no difusión del material audiovisual, confirmó Llano.

“Hay víctimas de Suiza, Estados Unidos… en un caso concreto pidieron dólares 25.000 como extorsión”, informó.

Una de las primeras víctimas que presento denuncia fue una mexicana. La fiscalía inicio la investigación con cooperación internacional de la Fiscalía de Argentina y la asistencia de una agencia de Estados Unidos que reportó sobre los hechos que sucedía en la web. 

“Aparentemente la cabecilla es un argentino, un hacker profesional”. En la causa, están con pedido de detención dos mujeres argentinas.

“Es un caso interesante porque despierta la imaginación de las personas… la mayoría de estos casos quedan impunes porque no hay quien quiera reconocer que acudió a un brujo y que tenga la valentía de hacer la denuncia”, afirmó la agente del Ministerio Público.